Itinerario 1

COSTA BRAVA (240 km)

Comarcas: Alt Empordà / Baix Empordà / La Selva

1. Figueres

¿Qué ver?

Iniciar la ruta en Figueres, capital de la comarca del Alt Empordà. Tiene unos 45.000 habitantes. Recomendamos la visita a la Fundació Gala Salvador Dalí y al Teatre Museu Dalí considerado el espacio surrealista más grande… y más surrealista del mundo! También una vuelta por la Plaça de Gala i S. Dalí y por la Rambla. El museo del Juguete de Cataluña es también una cita memorable.

Para más detalles visitar la web del Ayuntamiento (Sección Turismo) ca.figueres.cat

Alojamiento

Duran Hotel & Restaurant ***

2. Peralada

¿Qué ver?

Tomar la carretera C 252 en dirección a Peralada. Segunda etapa de vuestra ruta.

Os podéis detener brevemente en Vilabertran para visitar La Canónica de Sta. Maria de Vilabertran, considerada Bien Cultural de Interés Nacional de Cataluña. Arquitectura medieval (S. XI-XII). Podréis admirar la valiosa Cruz de Vilabertran recientemente restaurada. La cruz procesional de platería más grande de Cataluña, con incrustaciones de piedras semipreciosas de época romana.

En Peralada sin duda atraerá vuestra mirada el perfil del Castillo de Peralada, ya citado en el s. IX como residencia de los vizcondes de Peralada. Reconstruido en el s. XIV en su emplazamiento actual. Actualmente es famoso por sus jardines, su extraordinaria Biblioteca, su casino, museo, bodega, restaurante y Festival de música de verano.

Peralada es el lugar de nacimiento de Ramon Muntaner (s. XIII), autor de “La Crònica”, considerado como uno de los grandes cronistas europeos de la Edad Media. Visitar la web del Ayuntamiento: www.perelada.org

Alojamiento

Hotel Can Carbó de les Olives (Peralada)****
Hotel Mas Lázuli (Pau)***
Hotel Spa Vilamont (Garriguella)***

3. Port de la Selva

¿Qué ver?

Tercera etapa de vuestra excursión. Continuar por la C 252 y la GI 504 pasando por Garriguella y hasta Vilajuïga donde debéis seguir la GIP 6041 que os llevará al Monasterio de St. Pere de Rodes. Pocos kilómetros antes de llegar al Monasterio, podéis deteneros en el Área de recreo de Mas Ventós en lo alto de la sierra de Rodes para poder contemplar una vista panorámica excelente de la bahía de Roses y parte de la llanura del Alt Empordà. Hay también zona de picnic y propuestas de senderismo.

Sant Pere de Rodes

A caballo de la sierra de Verdera se encuentra un conjunto monumental medieval impresionante formado por tres elementos: el monasterio de Sant Pere de Rodes, el poblado de Santa Creu, y el castillo de Sant Salvador de Verdera. La pieza más importante indiscutiblemente es el Monasterio. Su imponente altura arquitectónica, la riqueza ornamental, la situación en la montaña y la vista a mar abierto, hacen del Monasterio una encrucijada de espacio y tiempo que nos transporta al pasado medieval de Cataluña.

Este Monasterio induce a mencionar los vinos de D.O. Empordà. Este Monasterio en su momento histórico de esplendor tuvo jurisdicción sobre unas tierras que producen vinos de alta graduación como los de Garriguella, Espolla, Vilajuïga, Llançà, Pau y Palau. La plaga de la filoxera lo devastó todo a finales del s. XIX y primeros del XX. Sin embargo, desde hace algunas décadas estas tierras han vuelto a producir vinos de elevada graduación y calidad, apreciados y con denominación de origen propia (Empordà). De hecho, esta tierra pizarrosa –llamada antiguamente aquí “llècol”- junto con los vientos tónicos del noroeste y las altas temperaturas del verano mediterráneo, todo ello unido a las técnicas modernas de cultivo, selección y elaboración del vino, han hecho renacer la vida y el nombre de muchas bodegas del Empordà. Una historia similar la encontréis en la comarca del Priorat con sus famosos vinos de alta graduación y exquisita calidad nacidos al amparo de la Cartuja de Escaladei. (Ver Itinerario 7)

Port de la Selva

Pueblecito tranquilo de casas blancas de cara a una amplia bahía y de espaldas a la Tramuntana o viento del Norte. Es un pueblo pescador importante aún y muy visitado por los veraneantes marineros. Tiene un puerto pesquero y un gran puerto deportivo. Agradable paseo marítimo.

Para más información visitar la página web del pueblo: www.elportdelaselva.cat/es

Alojamiento

Hotel Spa Porto Cristo (Port de la Selva)***

4. Cadaqués

¿Qué ver?

Retomar la ruta por la carretera GI 613 desde Port de la Selva hasta encontrar la GI 614 y os dirigiréis hacia Cadaqués. Estáis recorriendo la pequeña y rocosa península del cabo de Creus, espacio declarado Parque Natural desde 1985 por su interés geológico y natural. Sus estructuras y afloramientos geológicos y el efecto erosionante de la Tramuntana o viento del norte ofrecen a la vista un paisaje de belleza elemental, primaria y salvaje único en el mundo.

Cadaqués

Mientras descendéis hacia el pueblo, podréis observar unas laderas de montaña oscuras, de mineral de pizarra –“llècol”–, ahora replantados con olivos. Durante siglos se había cultivado la vid en bancales escalonados soportados por cientos de kilómetros de pared baja de piedra seca construida por docenas de generaciones de agricultores. Hasta que llegó la plaga terrible de la filoxera y lo convirtió todo en un páramo arruinado, estéril, desolado…

El pueblo antiguo es blanco, luminoso, empinado, solitario, presidido por la iglesia en posición elevada, encarado a mediodía, junto a su bahía pequeña y resguardada, de orillas oscuras y mar de calma blanca. Refugio de pintores, literatos y bohemios. Memorable. Antes vivía pobremente de la pesca pero ahora es una meca del turismo! Hay que perderse por sus torcidos y empinados callejones! Visitar la web del Ayuntamiento: www.cadaques.cat

Portlligat

A 2 kilómetros de Cadaqués, hay que hacer una incursión a la cala de Portlligat y visitar la Casa-Museu Salvador Dalí. El genio de Dalí os puede gustar más o menos pero no os deja nunca indiferentes! Vale la pena!

Cap de Creus

Desde Portlligat, si os apetece, podéis seguir la carretera del Cap de Creus y atravesar parajes casi lunares como el llamado Paratge Natural de Tudela, declarado Parque Natural en 1998, de una belleza salvaje y formas oníricas que fueron fuente de inspiración para Salvador Dalí. Llegaréis hasta el Cap de Creus, punto prominente, con faro y mirador hacia todas las calas que lo rodean. Paisaje espléndido!! Si tenéis ganas de caminar podéis bajar hasta tocar el mar de Cala Jugadora o Cala Fredosa!

Alojamiento

Hotel Calma Blanca****
Hotel Blaumar***

5. Castelló d'Empúries

¿Qué ver?

En Cadaqués tomar la carretera GI 614 que os permitirá ver la vertiente sur del Cabo de Creus y os llevará con abundantes curvas hasta la carretera C 260 ya en la llanura de Rosas. Os dirigiréis a Castelló d’Empúries.

Castelló d’Empúries

En el s.X Castelló d’Empúries se convirtió en la sede del condado de Empúries y lugar de residencia del conde de Empúries. Por ello, es una ciudad con muchos monumentos medievales dignos de ver y admirar. Las murallas, la Lonja, La Curia y prisión, el Portal de la Gallarda, la Basílica de Sta. Maria con su Portal de entrada de puntas ojivales y proporciones catedralicias cargada de estatuas, la robusta torre cuadrada y altísima del campanario, el Convento de Sant Domènec y el Palau Comtal.

Para más detalles visitar la web del Ayuntamiento: www.castello.cat

Parque de los “Aiguamolls de l’Empordà”

Tomar la carretera GIV 6216 en dirección a Sant Pere Pescador. Pasaréis por el Parque Natural de los “Aiguamolls de l’Empordà” creado en 1983. Es una extensión de marisma con lagunas e islas de reservas zoológicas y botánicas y una de las zonas húmedas más importantes de Cataluña. Refugio y lugar de paso y descanso de muchas especies migratorias. Situado entre las desembocaduras de los ríos Fluvià y Muga. Se puede pasear, hacer senderismo, montar en bicicleta y observar aves etc. Relajante, harmonioso, instructivo.

6. L'Escala

¿Qué ver?

Partiendo de Castelló d’Empúries por la carretera GIV 6216 hay que llegar hasta Sant Pere Pescador. En este pueblo tomar la carretera de Sant Martí d’Empúries que es estrecha pero no peligrosa. Llegaréis a Sant Martí d’Empúries.

Sant Martí d’Empúries

Es un pequeño núcleo urbano situado sobre una colina frente al mar. Durante tres siglos (s. IX-XI) fue la capital del Condado de Empúries hasta que en 1078 se trasladó a Castelló d’Empúries, lugar menos expuesto a los ataques marítimos. El conjunto histórico está declarado bien cultural de interés nacional. La antigua ciudadela amurallada aún se conserva muy visible en algunos tramos. Es imponente la Iglesia de San Martí d’Empúries, interior gótico de espaldas al mar y al borde de la colina. Todo el conjunto merece una visita y un ocioso paseo.

Ruinas greco-romanas de Empúries

De Sant Martí d’Empúries sale un paseo urbanizado que recorre la costa y llega a l’Escala. Merece la pena andar el paseo para sentir el mar de cerca y contemplar el conjunto de las ruinas de Empúries. Estas ruinas son un museo al aire libre con 2000 años de historia. Forman parte del Museos Arqueológicos de Cataluña. Es un yacimiento fascinante que muestra los restos de una ciudad griega –el enclave colonial de Emporion– junto a las de una ciudad romana, la antigua Emporiae, levantada a principios del siglo I aC. Huelga decir que la visita resulta poco menos que obligada para los amantes de la historia y la arqueología…

L’Escala

El pueblo de l’Escala es un atractivo ineludible en la Costa Brava. Pueblo marinero con un importante puerto pesquero y deportivo y un casco antiguo lleno de historia. Buenas playas y famoso por sus apreciadas anchoas. Aquí nació y vivió la escritora Catalina Albert i Paradís (Víctor Català). Visitar la web del Ayuntamiento: www.lescala.cat/es

Punta Montgó i Cala Montgó

Es muy aconsejable la subida a la Punta Montgó en el extremo sur del pueblo. Se encuentra en el Parque Natural del Montgrí, las Illes Medes y el Baix Ter. La vista panorámica vale la pena. Es un observatorio natural que abarca con la vista desde el cabo de Creus al norte hasta la sierra del Montgrí al sur. Cala Montgó, visible también desde la Punta, es una bahía profunda con los acantilados rocosos de la cara sur de la Sierra de Montgrí.

De Cala Montgó a Punta Milà hay un sendero de Ronda (2 kms) muy fácil que pasa por los acantilados del macizo del Montgrí.

Alojamiento

Hotel Spa Empúries ****
Hotel Restaurant Canmiquel**

7. Pals

¿Qué ver?

La siguiente etapa os llevará hasta Pals. En L’Estartit tomar la carretera G 632 y luego la C31 en dirección a Torroella de Montgrí y Pals.

Torroella de Montgrí

Está situada al sur de la sierra de Montgrí. Villa real a partir del s. XIII, tiene restos importantes de muralla y Lo Mirador, antiguo Castillo real. La iglesia de Sant Genís, gótica, es preciosa. Y visible desde todo el Baix Empordà está el Castillo del Montgrí excursión corta a pie y buena atalaya sobre toda la planicie. Este castillo robusto y cuadrado, que nunca llegó a habitarse, es como un botón de rueda visible desde todos los puntos de la comarca del Baix Empordà. Visitar la web del Ayuntamiento: www.torroella-estartit.cat

L’Estartit

Merece la pena hacer una incursión por la carretera G 641 hasta L’Estartit, pueblo costero situado entre las estribaciones finales de la Sierra del Montgrí y la desembocadura o Gola del río Ter. Las Islas Medas están justo enfrente del pueblo y forman un pequeño archipiélago de 7 islotes rocosos incluidos en el Parque Natural del Montgrí. Son una reserva de biología marina muy importante y un destino apreciado por los practicantes del submarinismo. Extensa playa.

Desde l’Estartit podéis seguir un sendero de Ronda que va de Cap de Barra hasta Cala Ferriol (5,5 kms) de recorrido abrupto, virgen, con acantilados, calas vírgenes y magnífica fauna y flora.

La Gola del Ter

A la salida de Torroella de Montgrí por la carretera C 31, cruzaréis el río Ter y a pocos kilómetros encontraréis el indicador de la Gola del Ter. Es recomendable hacer una escapada para admirar la magnífica desembocadura del Ter justo delante de las Islas Medas. A ambos lados del río hay un camino de tierra que bordea el río hasta Torroella, ideal para pasear o ir en bicicleta. Llano y perfectamente arbolado.

Desde la Gola del Ter podéis seguir caminos interiores que cruzan los inmensos campos de arroz o arrozales de Pals, que sin llegar a las inmensas extensiones de los arrozales del Delta de l’Ebre, ofrecen unos productos muy apreciados y de altísima calidad.

Peratallada y Ullastret

Descendiendo por la carretera C31 otra vez, sugerimos desviarse por la carretera GI 651 hasta Peratallada. Baste decir que os llevaréis una agradable sorpresa porque este pueblo, muy bien restaurado, está considerado uno de los núcleos más importantes de Cataluña en cuanto a arquitectura medieval: murallas, Castillo, iglesia de St. Esteve etc. Visitar la web del Ayuntamiento: www.forallac.cat

A pocos kilómetros y girando por la carretera GI 644, podéis visitar Ullastret para visitar el yacimiento ibérico más importante de Cataluña. Un pueblo ibérico entero bien excavado como un museo al aire libre. Es parte del Museo de Arqueología de Cataluña.

Pals

Finalmente volver por donde habéis venido hasta la carretera C 31 para llegar a Pals.

Pals de un pueblecito situado sobre una colina que ofrece un conjunto monumental impresionante (Castillo, ciudad, murallas, iglesia etc). Su nombre viene del latín “palus” o lugar pantanoso. Antiguamente los alrededores eran marismas. Según el escritor Josep Pla, Pals es un magnífico punto de observación de la geología ondulada del Baix Empordà.

Alojamiento

Hotel Palau Lo Mirador (Torroella de Montgrí)****
Hotel Restaurant Picasso (La Gola del Ter)
Hotel Mas Salvi (Pals)****

8. Begur

¿Qué ver?

Desde Pals seguiréis por la carretera C 31 y en Regencós tomaréis la carretera GI 653 hasta llegar a Begur.

Begur. Es otra meta de parada indiscutible. Alrededor de su peculiar y prominente castillo medieval hay un casco antiguo, lleno de vida, de historia y de arquitectura, de recuerdos de coraleros, pescadores, indianos… Hay abundantes ejemplos de las llamadas casas indianas construidas por los que habían ido a América a hacer fortuna durante el s. XIX. Visitar la web del Ayuntamiento: www.begur.cat

Begur es el botón de una rueda de calas importantes y conocidas que resulta fascinante visitar. He aquí las principales:

Cala Sa Riera. De allí se puede recorrer el sendero de Ronda de Playa del Racó a Punta de la Creu (2 kms.)

Cala Sa Tuna. Se puede recorrer el sendero de Ronda que discurre de Aiguafreda a Aiguablava (7 kms.). Recorre una buena parte del Cabo de Begur, acantilado característico de Costa Brava.

Cala Fornells. La encontraréis por la carretera GIP 6531 en dirección a Palafrugell.

Alojamiento

Hotel Sa Calma (Begur)****
Hotel Aiguablava (Fornells)****
Hotel Spa Classic***

9. Palafrugell (Calella de Palafrugell y Llafranc)

¿Qué ver?

Por la carretera GIP 6531 llegaréis a Palafrugell, capital de la comarca del Baix Empordà. Es un pueblo de aproximadamente 23.000 habitantes, situado al pie de las montañas de Begur cerca del macizo de las Gavarres. En el s.XIX tuvo una industria de tapones de corcho muy potente que extraía en buena parte de los bosques de alcornoque de las Gavarres y exportaba a Francia para las botellas de su famoso champagne. El escritor Josep Pla nació, vivió y escribió allí durante muchos años. Visitar la web del Ayuntamiento: www.palafrugell.cat

Palafrugell. Tiene un magnífico museo del corcho que resulta muy pedagógico para comprender la importancia que tuvo la industria corchera en Palafrugell en términos sociales y económicos. Tal vez hay que considerar realizar una visita.

Calella de Palafrugell. Es uno de los núcleos esenciales, junto con Llafranc y Tamariu, de la costa Brava, conocido y apreciado por su conjunto harmonioso de casas blancas, las arcadas emblemáticas del Port Bo, por el collar de calas y playas pequeñas y amables, la tradición musical de las populares Habaneras. Había sido un pueblo de pescadores, ahora vive sobretodo del turismo.

Cualquier hora es buena para pasear por el sendero de Ronda que va de Llafranc al Golfet pasando por Calella (3 kms.). Es una pura delicia para los sentidos y la quintaesencia de la Costa Brava.

Jardín Botánico de Cap Roig

Cap Roig históricamente fue el lugar elegido por el coronel ruso N. Woevodsky y la inglesa D. Webster, como el mejor de la costa para construir un castillo residencial y un jardín, a principios del s. XX. En realidad intentaron ajardinar toda la montaña. Desde hace años, ha sido rehabilitado, preservado y embellecido y ahora las especies vegetales más características del Mediterráneo se mezclan con árboles y plantas procedentes de cinco continentes en este fantástico jardín botánico, uno de los más variados de Cataluña. Naturalmente la mejor estación de visita es en primavera.

También durante la temporada de verano, el jardín botánico se convierte en el escenario privilegiado de un famoso festival musical.

Llafranc

Es una visita muy agradable. En el fondo de una bahía única, con una suave playa, es un pueblo hecho para contemplar el mar y dejar pasar el tiempo.

De Llafranc sube el un sendero de Ronda hasta el Cabo de Sant Sebastià y continúa hasta cala Pedrosa y Tamariu. (3 kms.). Hay que hacer una parada en el Faro de Sant Sebastià para contemplar un panorama inmenso de mar a una altura de 200 metros de desplome frente al mar. Arriba hay un punto de observación de las calas de Llafranc, Calella y Palafrugell más bellos de la Costa Brava (Baix Empordà) según el escritor Josep Pla. No lo lamentaréis! Hay una mesa de piedra con la rosa de los vientos de todos los cuadrantes: Gregal, Tramuntana, Mistral, Llevant Garbí, Migjorn, Xaloc, Ponent.

Alojamiento

Hotel Sant Roc (Calella)***
Hotel Alga (Calella)****
Hotel Garbí (Calella)***
Hotel Llevant (Llafranc)***
Hotel Llafranc (Llafranc)***
Hotel El Far (Llafranc)****

10. Palamós

¿Qué ver?

Desde Palafrugell, tomar la carretera C 31 hasta Palamós.

La bahía de Palamós es un refugio natural perfecto encarado a mediodía. El pueblo jalona el promontorio del Pedró que lo protege de la tramontana. Por ello, Palamós ha sido desde siempre un puerto muy activo y de considerable volumen. La actividad pesquera ha sido siempre viva. Pero también la actividad portuaria de comercio marítimo de cabotaje ha sido constante. E incluso de comercio transoceánico en los tiempos de las últimas colonias americanas, durante el s. XIX. Tiene un museo de la Pesca. Su largo y bien cuidado paseo marítimo es muy conocido y apreciado. En la vertiente norte del promontorio, hay un gran puerto deportivo. Para más detalles visitar la web del Ayuntamiento: www.palamos.cat

Sendero de Ronda de Cala Margarida a la Playa de Castell (3,5 kms.). Pasaréis por calas y calitas y también por playas anchas y magníficas. Se encontraréis por el camino la agradable sorpresa del lugar llamado S’Alguer con barracas de pescadores coloreadas al filo del mar.

Saliendo de Palamós por la carretera C 31, encontraréis Platja d’Aro, gran centro turístico de atracción masiva veraniega proporcional a su extensa superficie de playa.

También saliendo de Palamós por la carretera C 31, es aconsejable girar en dirección a S’Agaró por la carretera GIV 6621. La playa de S’Agaró es un bahía con la playa del Racó de S’Agaró pequeña pero acogedora. Desde allí se puede emprender el magnífico sendero de Ronda que llega hasta Sa Conca (2 kms.). Os sorprenderá el perfecto equilibrio entre naturaleza y arquitectura.

Alojamiento

Hotel Trias (Palamós)****
Hotel La Malcontenta (Platja de Castell)*****
Hotel S’Agaró (S’Agaró)****

11. Sant Feliu de Guíxols

¿Qué ver?

Por la misma carretera GIV 6621 se puede llegar hasta Sant Feliu de Guíxols.

Sant Feliu de Guíxols es la capital marinera de la comarca de La Selva y uno de los pueblos litorales más importantes de la Costa Brava. Similar a Palamós por su historia de puerto pesquero, comercial y deportivo. Hay que deambular sin prisa por el paseo marítimo y visitar el espectacular Monasterio benedictino del s. X muy cerca del mar que es un conjunto imponente de construcción de varias épocas (Monasterio, Fortaleza, Convento) y donde se encuentra el Museo Municipal de Historia que contiene una importante colección medieval. Para más detalles visitar la web del Ayuntamiento: www.guixols.cat

Ermita de Sant Elm

Al sur del pueblo y subiendo cuesta arriba, es digno de contemplación el panorama costanero desde la ermita de Sant Elm. Observatorio estratégico de la costa sur.

Sendero de Ronda

Por el lado norte del pueblo sale un camino de Ronda que va de Sant Pol hasta cala Jonca (2,2 kms) con un paisaje de acantilados, calas y caletas y playas con testimonios de arquitectura modernista de los primeros veraneantes.

Alojamiento

Hotel Hipòcrates Curhotel (St. Feliu de Guíxols)****

12. Tossa de Mar

¿Qué ver?

Desde Sant Feliu deberéis tomar la carretera en dirección a Tossa de Mar que sigue el perfil curvilíneo de la costa. Por ello, hay que tomársela con calma (22 kms) disfrutando de la masa forestal a un lado y del mar abierto al otro. Es fascinante si os la tomáis con curiosidad y calma. Os llevará hasta Tossa de Mar, destino de vuestra etapa.

En Tossa de Mar, aparte de disfrutar de una generosa playa, hay que subir hasta el promontorio al sur de la población donde se encuentra el conocido Recinto amurallado de la Vila Vella, de perímetro casi completo. Dentro hay que perderse por el pueblo medieval y descubrir rincones de gran interés y encanto, además de la magnífica vista sobre la playa y entorno litoral. Para más detalles visitar la web del Ayuntamiento: www.tossademar.cat

Alojamiento

Hotel Boutique Casa Granados (Tossa de Mar)****
Giverola Resort Hotel Spa (Tossa de Mar)***

13. Blanes

¿Qué ver?

Desde Tossa de Mar y por la carretera GI 682 continuar hasta Blanes, fin de vuestro itinerario. A medio camino, está Lloret de Mar, un inmenso centro turístico de atracción masiva veraniega. Al salir de Lloret de Mar, os invitamos a perder algún tiempo visitando tres importantes Jardines Botánicos:

Jardines de Santa Clotilde

Los jardines de Santa Clotilde, son una maravillosa y refinada recreación de los del Renacimiento italiano. Su perfecto estado de conservación nos transporta a su época de máximo esplendor. La combinación de mar, costa, botánica, arquitectura y arte son un paraíso para el cuerpo y el espíritu. Sólo hay que añadir lo que Josep Pla, en su libro “Guía de la Costa Brava” afirma con contundencia: “la gran escalinata, flanqueada por soberbios cipreses, encarada sobre la punta de Santa Cristina produce una impresión indeleble y es un los momentos más bellos de la costa”.

Jardín Botánico Pinya de la Rosa

El otro es el de Pinya de la Rosa. Lo encontraréis unos kilómetros más abajo y justo antes de entrar en Blanes. Es un jardín único en el mundo dentro de su género (cactus). Insospechado. Fue concebido y creado en una finca de más de 50 Ha por el ingeniero Fernando Riviere de Caralt, a mediados del s. XX.

La actual colección comprende más de 7000 especies. Y sólo la colección de Opuntias (cactus) comprende unas 600 especies diferentes de todo el mundo. Es considerado el mejor y más completo del mundo. Razón suficiente para perder alguna hora de agradable ocio contemplando estos curiosos caprichos de la naturaleza.

Jardín Botánico Marimurtra

Y finalmente, el tercero. El Jardín Botánico Marimurtra se encuentra dentro de Blanes y es una magnífica combinación de paisaje, botánica y jardinería con una espectacular vista al mar. Está considerado el mejor jardín botánico mediterráneo de Europa. No hace falta decir que pasaréis un rato relajante y plenamente satisfactorio para los sentidos.

Blanes. Peñasco “Portal de la Costa Brava”

Para terminar vuestro Itinerario 1 Costa Brava deberéis ir a las playas de Blanes y en el medio encontraréis un pasillo que os llevará a un peñasco de roca, accesible a pie. Antes de subir veréis una media arcada con la inscripción “Portal de la Costa Brava”. Subid arriba y observaréis la exactitud de esta expresión. Al sur veréis la raya inmensa, plana, lineal de la comarca del Maresme y al norte las primeras vistas del litoral rocoso y abrupto, llamado “Costa Brava” y que ya no termina hasta Cabo de Creus. Para más detalles visitar la web del Ayuntamiento: www.blanes.cat

Descárgate el itinerario completo