Itinerario 4

RIPOLL - LA SEU D'URGELL (175 km)

Comarcas: El Ripollès / La Cerdanya / Alt Urgell

1. Ripoll

¿Qué ver?

EI Itinerario 4 empieza en la ciudad de Ripoll capital de la Comarca del Ripollès. Penetraréis en el Pirineo y os pasearéis por la luminosa Comarca de La Cerdanya y llegaréis hasta la capital de la Comarca del Alt Urgell: La Seu d’Urgell siguiendo el curso del río Segre.

Ripoll es una ciudad con unos 11.000 habitantes situada a 30 kms al norte de Vic. En esta ciudad confluyen dos cuencas fluviales: la cuenca del río Ter y la cuenca el río Freser que funden sus frescas aguas justamente en esta ciudad. Ripoll es un punto insoslayable en el Itinerario porque allí se encuentra uno de los monumentos más importantes de Cataluña tanto por su arquitectura como por su significación histórica: el Monasterio benedictino de Santa Maria de Ripoll. Fundado en el s. IX por el conde franco Guifré I el Pilós, para repoblar la zona que había quedado devastada y deshabitada tras las luchas contra la ocupación sarracena en los s. VII-VIII. Se considera que este conde fue de hecho el primer soberano de la Cataluña “vieja” e independiente del poder central franco. Por ello, Ripoll es llamada “la cuna de Cataluña”. Este Monasterio, restaurado y ampliado sucesivamente, adquirió la categoría de Basílica bajo el gobierno del Abad Oliba, obispo de Vic y Abad de Ripoll en el s. XI. Su famosa biblioteca y archivo eran considerados unos de los más grandes de Europa. Por desgracia todo esto patrimonio fue destruido en las guerras y revueltas internas de principios del siglo XIX pero los edificios fueron fielmente reconstruidos a finales del mismo siglo. La visita al conjunto es un maravilloso viaje al pasado medieval de Cataluña. El templo de estilo románico es severo, macizo, imponente. Flanqueado por dos torres cuadradas. La de la derecha, el campanario, de 40 m. de altura es almenada. El claustro contiene doscientas cuarenta columnas con capiteles adornados con una fantasía espléndida y variadísima. Dentro del porche de entrada, sin embargo, la joya es la Puerta de entrada con su pared, que son ambas originales, cubiertas de relieves de temas bíblicos esculpidos en piedra. Podemos afirmar que es el ejemplar de escultura románica más bello de Cataluña y uno de los más grandes de Europa. Esta sola obra ya justifica una visita a Ripoll.

Resulta inspiradora también una visita, si se tiene interés y ocio, al nuevo Museo Etnográfico de Ripoll que os ayudará a comprender las formas de vida y trabajo de la comarca del Ripollès a lo largo de la historia, especialmente la vida de los pastores del Pirineo pero también del campesinado, los oficios, la religiosidad popular, la forja catalana y el hierro forjado y las famosas armas de fuego portátiles de Ripoll. Visitar la web del Ayuntaminto: www.ripoll.cat

Sant Joan de les Abadesses

Si sentís alguna curiosidad por la arquitectura románica del Pirineo catalán, podéis completar vuestro viaje medieval con la visita al pueblo de Sant Joan de les Abadesses, siguiendo el curso del río Ter por la carretera N 260. El camino os muestra un valle típico del Pre-Pirineo, ancho, ondulado y fresco, cubierto de pastos y de bosques de pinos, robles o hayas en los lugares más altos. La villa nació al abrigo del Monasterio fundado también en el s. IX por el conde Guifré I el Pilós, que puso a su hija Emma como abadesa al frente de la comunidad benedictina femenina con el mismo objetivo que en Ripoll, o sea, repoblar las comarcas que habían quedado deshabitadas después de las luchas contra la ocupación sarracena. Hay que visitar el conjunto del Monasterio, joya del románico catalán, y el Palacio de la Abadía con maravillosas huellas de diversos estilos (románico, gótico, barroco) así como el centro de la ciudad con la plaza mayor porticada de aire medieval. También hay un monumento al conde Arnau, personaje medieval mítico que originó un universo de leyendas, canciones, poemas y cuentos.

El Torrente de la Cabana

A continuación tendréis que retornar a Ripoll por la misma carretera N 260 y os proponemos realizar una excursión por el Torrent de la Cabana. Para ello, si os apetece, en Ripoll tomaréis la carretera N 260 hasta Campdevànol. Allí giraréis a mano izquierda por la carretera GI 401 y a 2,5 kms encontraréis sitio para aparcar y emprender la ruta del Torrent de la Cabana. Es un paseo fácil con la sorpresa de encontrarse hasta 7 cascadas con sus pozas de diversas alturas, profundidades y formas que satisfacen a los excursionistas, a los fotógrafos y a los nadadores por igual. El lugar es de una gran belleza. La ida y vuelta es de unos 10 kms. En los inviernos muy fríos, las cascadas se hielan y producen unas formas fantásticas.

2. Ribes de Freser

¿Qué ver?

A continuación, retomar la carretera N 260 en Campdevànol en dirección norte hacia Ribes de Freser, siguiendo el curso del río Freser. Os daréis perfecta cuenta de que todo el Ripollès ofrece un paisaje totalmente montañoso, boscoso, ascendente con un ciclorama de fondo de grandes picos pirenaicos. En las riberas de los ríos y torrentes hay una gran variedad de árboles de hoja caduca muy bellos: álamos, chopos, sauces, fresnos, y a mayor altitud se encuentran hayas y gran variedad de pinos. Entraréis en el valle de Ribes rodeado de un muro de montañas rocosas de aspecto imponente.

Ribas de Freser. Es un pueblo a 900 m. de altitud donde confluyen las aguas del Freser y el río Nuria además de algunos arroyos. Se formó al amparo del castillo de Sant Pere y en el entorno de la iglesia parroquial de Santa Maria. En la época medieval perteneció al condado de la Cerdanya. Actualmente el valle es un lugar frecuentado por el turismo de montaña. Por Ribes de Freser pasa el ferrocarril que va de Barcelona a Puigcerdà. En la misma estación podéis conectar con el ferrocarril de cremallera que os llevará al Valle de Nuria, 12 kms al norte. Os proponemos hacer una incursión hasta este bellísimo y recóndito valle fronterizo. Visitar la web del Ayuntamiento: www.ajribesdefreser.cat

El Valle de Núria

El Valle de Núria proporciona dos gratas sorpresas: el camino que asciende hasta los 2000 m de altitud y ofrece un panorama impresionante y el mismo Valle de Nuria que es pequeño pero con todos las amenidades deseables por los amantes de la naturaleza, el senderismo, el esquí (hay buenas pistas) o la simple estancia morosa y contemplativa (hay buenos hoteles y servicios). Hay un Santuario imponente dedicado a la Virgen de Nuria, muy popular en Cataluña, declarado recientemente Basílica menor y una antigua iglesia dedicada a San Gil, ermitaño que, según la tradición, habitó aquellas soledades en el s. VIII y es patrón de los pastores. Estaréis rodeados de grandes cumbres pirenaicas que sirven de frontera natural con Francia, sobre todo por la conocida cima del Puigmal de casi 3.000 m de altitud. Si os sentís en forma, podéis descender a pie hasta Queralbs por el camino antiguo. La belleza del entorno, el riachuelo, los barrancos y el suave descenso os harán olvidar la palabra cansancio! Visitar la web del Valle de Núria: www.valldenuria.cat

Alojamiento

Hotel La Sèquia Molinar (Campdevànol) ***
Hotel Els caçadors de Ribes (Ribes de Freser) ***
Resguard dels Vents (Ribes de Freser) ****
Hotel Vall de Núria (Núria) ***

3. La Molina

¿Qué ver?

Retornados a Ribes de Freser, continuar vuestra expedición montañera por la carretera N 260 para subir hasta La Molina y finalmente entrar en la comarca de la Cerdanya. Este tramo es popularmente conocido como la carretera de la collada de Toses (25 kms desde Ribes de Freser). La carretera N 260 sube con parsimonia y suavidad, serpenteando por los rincones de las laderas y ofreciendo un amplio panorama del Ripollès repleto de bosques inmensos hasta llegar a la Collada de Toses a 1.800 m de altitud. Una vez allí arriba, ya podréis contemplar de cerca la magnitud del Pirineo oriental catalán. Allí tomaréis la carretera GI 400 que os llevará a La Molina. Situada en la espalda de los macizos montañosos del pico de Puigllançada (2.400 m.) y la Tosa (2.500 m.), La Molina se ha convertido en uno de los grandes centros de deporte de invierno de Cataluña con todo tipo de equipamientos y servicios, accesible en tren desde Barcelona. La Molina tiene un paisaje agradable todo el año. Y es la puerta de la comarca de la Cerdanya. Visitar la web del Ayuntamiento: www.lamolina.cat

Alojamiento

Hotel Sercotel Hotel & Spa la Collada (Toses) ****
Hotel Supermolina (La Molina Alp) ***
Hotel HG La Molina (La Molina Alp) ****
Hotel Roc Blanc (La Molina) ***

4. Puigcerdà

¿Qué ver?

Puigcerdà es la capital de la Comarca de la Cerdanya catalana. Tiene unos 9.000 habitantes. Su origen se remonta al s. XI cuando el castillo de “Mont Cerdà” se menciona en el testamento del conde de Cerdanya Guillem Ramon, en el que lo legó a su hijo Guillem Jordà. Hay que suponer que se trataba de una fortificación importante, dentro de la cual o en su entorno iría creciendo la nueva población. El lugar, situado en un altiplano estratégico y suficientemente amplio como para edificar una población grande y fuerte, debió ser el motivo por el cual el Rey Alfons I el 1177 decidió habilitarla como un nuevo núcleo fuerte de frontera. A tal fin le concedió la capitalidad, así como numerosos privilegios que fueron directamente destinados a poblarla y fortalecerla hasta convertirse, a mediados del s. XIV, en la quinta o sexta población del Principado por el número de habitantes.

Puigcerdà tiene una posición elevada sobre una colina que preside toda la Cerdanya. Por eso es un mirador panorámico espléndido hacia las direcciones de levante, mediodía y poniente. El hecho de encontrarse al borde de la frontera francesa lo ha convertido en un centro excursionista muy acreditado. Tiene un agradable lago artificial rodeado de parque en una zona de torres de veraneo de principios del s. XX. Visitar la web del Ayuntamiento: www.puigcerda.cat

Alojamiento

Hotel Villa Paulita (Puigcerdà) ****
Hotel del Lago (Puigcerdà)***
Hotel del Prado (Puigcerdà) ***

5. Bellver de Cerdanya

¿Qué ver?

Tras conocer Puigcerdà, tomar la carretera N 260 en dirección a La Seu d’Urgell, siguiendo el curso del río Segre.

La carretera es la espina dorsal de la Comarca que es un plano ligeramente inclinado que va de este a oeste, en lugar de norte a sur como sucede típicamente con los valles pirenaicos. Es un valle amplísimo, con mucha solana, de clima seco, tónico, muy sano por el predominio de los vientos del norte. Se trata de disfrutar del valle, con sus múltiples tonalidades de verdes, los bosques de ribera del río Segre siempre rumoroso y abundante y la gran muralla de la sierra del Cadí, mitad bosque mitad colosal muralla rocosa, impresionante. Forma parte del Parque Natural del Cadí-Moixeró. Veréis en el trayecto, algunos pueblos con un núcleo pequeño y antiguo y ahora rodeado de zonas residenciales de elegante categoría y servicios turísticos de todo tipo.

Bellver de Cerdanya

A mitad de camino encontraréis la villa de Bellver de Cerdanya, la segunda villa de la comarca. Su fundación data del s. XIII por Nuno Sanç, conde vitalicio de Roselló y Cerdanya quien otorgó la Carta de Población a Bellver -o Belid-. La villa está situada en lo alto de un cerro de forma rectangular con el castillo en la parte de poniente y la iglesia en la parte de levante. El Rey Jaume II de Mallorca ordenó la construcción de las murallas alrededor del núcleo de población. Resulta agradable dar un paseo por el casco medieval y ver los edificios más emblemáticos: la plaza del portal, la calle del medio, la iglesia parroquial de St. Jaume, la plaza mayor, la torre de la prisión etc. Visitar la web del Ayuntamiento: www.bellver.org

6. La Seu d'Urgell

¿Qué ver?

Proseguiréis vuestro itinerario por la misma carretera N 260 hasta entrar en la Comarca del Alt Urgell pasando por el desfiladero estrecho del Baridà y finalmente llegar a su Capital: La Seu d’Urgell, destino final de vuestro Itinerario 4.

La Seu d’Urgell. Capital de la Comarca del Alt Urgell con unos 12.500 habitantes. Está situada en la llanura del Urgellet entre los ríos Segre y Valira procedente de Andorra. Históricamente, su posición estratégica y la potencia política del obispado consolidaron la Seu como una de las ciudades más importantes de la Cataluña medieval. Hay que visitar la Catedral de Santa Maria construida en el s.XII, que es el edificio más emblemático de la ciudad. Es, además, la única catedral románica que se conserva en Cataluña. Es la cuarta y última de una serie de catedrales que se levantaron en la Seu d’Urgell entre los siglos V y XII. También hay que ver el Claustro y la Iglesia de Sant Miquel de estilo románico que fue construida en el s.XI. Está adosada al Claustro de la Catedral. También es agradable pasear por las calles porticadas de la ciudad medieval, como la calle de los canónigos o la calle Mayor. Otros edificios importantes que no hay que olvidar en vuestro periplo de la Seu d’Urgell son: la sala de Sant Domènec, la Biblioteca de Sant Agustí, la Casa Consistorial, la iglesia de la Inmaculada, el Seminario, el Parque del Valira (Claustro), el Espacio Ermengol y el Museo Diocesano.

Es magnífico el Parque del Segre sobre una canalización el Río Segre y que permite la práctica de deportes de aguas bravas, diseñado y construido con motivo de los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992. Visitar la web del Ayuntamiento: www.laseu.cat

Alojamiento

El Castell de Ciutat (La Seu d’Urgell)****
Dolcet l’Hotel (Alàs) ***

Descárgate el itinerario completo