Itinerario 5

BERGA - MONTSERRAT (180 km)

Comarcas: Berguedà / Solsonès / Bages

1. Berga

¿Qué ver?

Un excelente punto de partida para vuestro Itinerario 5 es la ciudad de Berga (16.500 habitantes) que es la capital de la comarca del Berguedà. Está situada en el centro de la comarca y es el eje de toda su vida económica, social y de comunicaciones. El río Llobregat nace al norte de esta comarca (cerca de Castellar de n’Hug están las fuentes del Llobregat) y es su espina dorsal. Esta comarca tiene un desnivel geológico impresionante. En la espalda norte de Berga todo el paisaje es geología pura: sierras, macizos, picos, cerros, barrancos llenos de bosque, con alturas que oscilan entre los 1.200 m y los 2.400 m. Es muy apto para la visita contemplativa de la naturaleza en su estado más salvaje, libre y fragoroso. Por el contrario, hacia el sur de Berga se abre una llanura ondulada, Llobregat abajo, que es el reverso de la medalla.

Al llegar a Berga lo primero que os sugerimos hacer es subir al Santuario de Sta. Maria de Queralt. El camino pasa por la parte umbría de la sierra de Queralt llena de pinares silvestres y es delicioso. Una vez arriba el panorama es magnífico: al norte veréis un anfiteatro colosal de montañas y al sur la llanura suave y ondulada del Valle del Llobregat. Inolvidable. El Santuario es un referente religioso para toda la comarca.

Una vez retornados a la ciudad de Berga, podéis apuntaros a la ruta llamada “una vuelta por Berga” que ofrece un recorrido circular por el barrio antiguo de la ciudad que nació en el s. XII al pie de su castillo. En el mes de Junio ​​se celebra una fiesta muy popular llamada La Patum, declarada Patrimonio inmaterial de la Humanidad en 2005, que es una fiesta ritual popular de fuego, baile y pirotecnia con reminiscencias antiquísimas, míticas (regeneración primaveral), históricas (luchas de moros y cristianos) y religiosas (celebración del Corpus Christi). Para más información visitar la web del Ayuntamiento: www.ajberga.cat

Las minas de Cercs

Hay que tomar la carretera C 16 en dirección norte hasta Cercs. En el Km 107,4 después de la Central Térmica de Cercs debéis desviaros en dirección a Sant Corneli por la carretera BV4025 (4,5 km) y Fígols. Allí recomendamos una visita al Museo de las Minas de Cercs y la visita en vagoneta en la Mina de St. Romà.

La parte norte o pre-pirenaica del Berguedà era conocida en el pasado por encontrarse allí la explotación minera de lignito más grande de Cataluña. Tras casi 150 años de extraer carbón todas las minas se cerraron en 1977 por su poca rentabilidad económica (el lignito era en general de bajo poder calorífico). Ahora se puede visitar el Museo y una mina transformados en centros de interpretación de esta actividad humana tan dura e importante en otro tiempo para la comarca. Recomendable. Es una buena lección de historia social y económica de la Revolución industrial del s. XIX.

Alojamiento

HCC Hotel Ciutat de Berga (Berga)***

2. Sant Llorenç de Morunys

¿Qué ver?

Proseguiréis vuestro itinerario por la carretera B 4241 desde Berga en dirección a St. Llorenç de Morunys y entraréis en la Comarca del Solsonès. Esta carretera en palabras de Josep Pla: “Es una de las más bellas e impresionantes del país, un camino que roza la faja de la zona pre-pirenaica. Ofrece una continua muestra de paisajes bellísimos, de panorámicas soberbias, de impresionantes subidas y descensos”. Hay que tomarla con calma i gozar del entorno!

Llegaréis a St. Llorenç de Morunys que es un pueblo antiquísimo típico de alta montaña y ha pasado de ser un lugar remoto y aislado a ser un centro turístico de esquí y montañismo de gran volumen. Tiene dos encantos sensacionales: Uno es el entorno geográfico: a sus espaldas el Port del Comte de formas gigantescas (con una importante estación de esquí), frente a los riscos escarpados e inclinados de la Sierra de Bastets y la imponente Sierra de Busa y a sus pies el pantano de la Llosa del Cavall alimentado por el río Cardener y que se proyecta hacia el Valle del Lord que mira hacia el sur; el otro encanto es el Monasterio de St. Llorenç de Morunys (s. X) y la capilla barroca de la Iglesia parroquial de St. Llorenç, obra excepcional y la última gran obra del barroco catalán (s. XVIII). Quedaréis boquiabiertos al contemplar estas joyas perdidas en un lugar tan remoto, frío, inhóspito, montañoso y emboscado. Una maravilla. Si disponéis de algo más de tiempo, es estimulante una escapada a las Fuentes del Cardener que se encuentran a un kilómetro del pueblo de La Coma (C 462), en un paraje idílico a 1.050 m de altitud. ¡Podéis comprobarlo! Para más información visitar la web del Ayuntamiento www.ajuntamentdesantllorencdemorunys.org

Santuario del Lord

Para contemplar en toda su majestuosidad e infinitud el Valle del Lord hay que subir al Santuario del Lord, un púlpito privilegiado y fascinante. Debéis tomar la carretera LV 4241 y a unos 3 kms encontraréis el indicador del Santuario del Lord. Seguir esta pista asfaltada hasta un final sin salida. Dejar el coche allí y subir el camino escalonado hasta arriba. Hay quien afirma que en días claros, se alcanza a ver hasta las comarcas de Tarragona. El panorama es majestuoso, abrupto, quebrado, boscoso, infinito. Podéis alternativamente bajar por el camino del bosque hasta recuperar el coche. Paseo al alcance de todos. Si lo hacéis, casi podemos aseguraros que volveréis a repetirlo tarde o temprano!

Alojamiento

Hotel El Monegal (St. Llorenç de Morunys) **
Hotel Piteus (St. Llorenç de Morunys) *

3. Solsona

¿Qué ver?

Desde St. Llorenç de Morunys tomaréis la carretera C 462 que bordea el pantano de La llosa de cavall, de aguas color esmeralda, hasta atravesar la presa que os conducirá siguiendo un buen trecho el curso del río Cardener hasta Solsona, capital de la comarca del Solsonès.

Solsona

Ciudad pequeña (9.000 habitantes) pero acogedora, tranquila, soleada. Con restos de muralla y portales de entrada a la villa antigua que es un amable laberinto de calles con dos plazas importantes: la plaça Major y la plaça de St. Joan, con mansiones inmensas de piedra bien labrada y rincones tranquilos y apacibles.

Es gratificante pasear y revivir virtualmente su pasado. A pesar de su dimensión pequeña es sede episcopal y tiene una catedral imponente (s. XII) que es de nave gótica sin columnas y con ábsides románicos. Tiene una capilla barroca dedicada a la Mare de Déu del Claustre, patrona de Solsona. En el palacio episcopal está el Museo Diocesano que es un buen complemento del de Vic con respecto al arte románico, gótico y barroco (entre otros). Visitar la web del Ayuntamiento: www.ajsolsona.cat

Castellvell

Una vez en Solsona no dejéis de subir a esta antigua fortaleza-castillo situada en lo alto de una colina visible desde toda la ciudad para disfrutar de una visión panorámica de buena parte del Solsonès. Construido inicialmente en el s.XI, perteneció a la poderosa casa de los Folc vizcondes de Cardona. Tiene una capilla gótica preciosa. Magnífico balcón para contemplar todo el sur del Solsonès mosaico ondulado de bosques y campos de cultivo.

Olius. Iglesia de Sant Esteve y cripta. Cementerio modernista de Bernardí Martorell

Desde Solsona hay que aprovechar la oportunidad para hacer una escapada a este singular paraje. No os arrepentiréis. Hay que tomar la carretera C 26 hasta encontrar un indicador a la izquierda. Esta iglesia románica es del s.XI y su cripta es sencillamente fascinante por su proporción, simplicidad, belleza y rusticidad. Una maravilla. Al lado está el famoso cementerio diseñado por el arquitecto modernista Bernardí Martorell, ejemplo genial de integración con la naturaleza, único en Cataluña.

Alojamiento

Hotel Sant Roc****
Hotel Freixera****

4. Cardona

¿Qué ver?

Ahora seguiréis vuestro itinerario hasta Cardona. Tendréis que deshacer el camino volviendo a la carretera C 26 en dirección a Solsona hasta encontrar la carretera C 55 que no abandonaréis hasta Cardona siguiendo en buena parte el curso del río Cardener y habréis entrado en la comarca del Bages.

Cardona no necesita presentación. Su tarjeta de presentación es la impresionante mole del castillo que rememora la larga historia medieval de la poderosísima familia Folc de Cardona (extinguida a finales del s. XVII), estrechamente ligada a la posesión de las minas de sal. Por supuesto, hay que subir al castillo, en parte reconstruido, para admirar la complicada construcción de esta inmensa fortaleza-castillo, con sus rampas, murallas, reductos, iglesia románica canonical de St. Vicenç, cripta, mausoleo, baluartes y la torre del homenaje o de la Minyona etc. Ahora hay un Parador Nacional que da cierta utilidad a este impresionante castillo. Visitar la web del Ayuntamiento: www.cardona.cat

La Mina de sal

Llegaréis hasta ella siguiendo la C 55 hasta encontrar la vecinal C 1410z que os llevará hasta la Salina. Ya conocida y explotada por los romanos. Es un fenómeno geológico muy curioso que ha proporcionado durante siglos un yacimiento abundantísimo de sal casi pura, blanca con vetas de colores verdosos y rojizos (magnesio y potasa) y arcillosos. Es un caso singularísimo en el mundo el hecho de que un yacimiento de sal sobresalga a la superficie en forma de punta de iceberg. La vieja mina fue explotada desde la más remota antigüedad por la sal (Cloruro de sodio) pero a principios del s. XX fue sobretodo explotada por su importante contenido de Silvina (Cloruro de potasio) y Carnalita (Cloruro de potasio y magnesio) que se llegaron a extraer a profundidades de más de 1.000 m. en condiciones extremas. Finalmente se cerró la mina a finales del s. XX. Ahora se ha convertido en El Parque cultural de la Montaña de la Sal. La visita es memorable. Una vez dentro, a 86 m. bajo la superficie, quedaréis sorprendidos por la belleza y colorido de las formas así como al ver que no hay ningún apoyo para aguantar las galerías y algunas cámaras de cúpula inmensa. Cuando salgáis os preguntaréis porqué no la habíais ido a visitar antes!

Alojamiento

Hotel Bremon (Cardona) ***
Parador de Cardona (Cardona) ****

5. Manresa

¿Qué ver?

Continuaréis rodando por la C 55 siguiendo el curso el río Cardener hasta Manresa, capital de la comarca de Bages.

Manresa. Es una ciudad de 70.000 habitantes, activa, atractiva y con carácter. Esta ciudad se formó a partir del recinto amurallado y primitivo del Puig Cardener y es desde el río Cardener y su elegante Puente Viejo medieval que ofrece su perfil más característico con la gran obra de la Colegiata Basílica de la Seu de Sta. Maria, de proporciones catedralicias, que es una de las iglesias góticas más relevantes de Cataluña. Aparte de esta monumental obra, Manresa tiene un patrimonio cultural antiguo y diverso: las murallas y las iglesias medievales, los edificios barrocos y las fábricas y casas de estilo modernista, las plazas del Centro Histórico. Hay que añadir la Sèquia de Manresa, una maravilla de la ingeniería medieval todavía en funcionamiento.

Manresa es el centro del llamado Pla de Bages que es una llanura ondulada que ocupa el centro de la comarca, el espacio triangular entre el Cardener y el Llobregat. De hecho, el Cardener desemboca en el río Llobregat cerca de Sant Vicenç de Castellet. Visitar la web del Ayuntamiento: www.manresa.cat

Monasterio de Sant Benet de Bages

Una vez llegados a Manresa es muy conveniente hacer una excursión al Monasterio de St. Benet de Bages. Llegaréis por la carretera N 141C hasta Sant Fruitós de Bages. Allí a 2 kms, entraréis en el espacio llamado Món Sant Benet, muy agradable, que combina de una manera excelente el turismo cultural, el ocio y la investigación gastronómica, pensado y abierto a todos los públicos. El icono es el antiquísimo Monasterio románico benedictino fundado en el s. X y que fue regido por el abad Miró, hermano de Ramon Berenguer I conde de Barcelona en el s. XI. Totalmente renovado recientemente, es una joya histórica y arquitectónica. Hay también una parte modernista que fue residencia de verano del pintor Ramon Casas.

Además, está la Fundación Alicia, centro internacional de estudio e investigación gastronómicos con restaurante abierto al público.

Alojamiento

Hotel Món Sant Benet (St. Benet de Bages)****

6. Montserrat

¿Qué ver?

La última etapa de vuestro itinerario será la montaña de Montserrat. Volveréis atrás en dirección a Manresa hasta encontrar la carretera C 55 que os conducirá a Monistrol de Montserrat siguiendo el curso del río Llobregat. Una vez allí, tendréis tres opciones para subir al Monasterio de Montserrat: por carretera en vehículo propio, en el tren cremallera (15 minutos) o en un teleférico (5 minutos), siempre desde Monistrol de Montserrat.

La montaña de Montserrat es un fenómeno geológico singularísimo, único. Es una cordillera de unos 10 kms de largo y una punta de altura de 1.236 m (Sant Jeroni) formada por innumerables peñascos hinchados, redondeados por la erosión atmosférica, de piedra conglomerada (guijarros, arenas y durísimo cemento calcáreo) que emergen de una base boscosa sobre todo de encinas, pero otros tipos de vegetación también colorean y visten la montaña: el pino blanco, el arce, el serbal, el tilo, el avellano, el acebo, el madroño, el boj, los robles, las encinas y el tejo. Su perfil hace honor a su nombre: montaña aserrada! Es Parque natural protegido desde 1987. Es un paraíso para escaladores, espeleólogos y senderistas. Es uno de los iconos de Cataluña y centro de peregrinación religiosa y un destino turístico de primer orden. Visitar la web de la Abadía: www.abadiamontserrat.net

El Monasterio benedictino

Fundado por el Abad Oliba, obispo de Vic y Abad de Ripoll en el s. XI. El estado actual del magnífico conjunto arquitectónico de la Basílica y la Abadía data de principios del s. XX. Siempre ha sido un poderoso centro de irradiación de espiritualidad, estudio (publicaciones de revistas y Editorial), música, liturgia y catalanidad, de altísimo nivel. La Virgen morena de Montserrat es la Patrona de Cataluña. La escolanía de Montserrat es conocida y reconocida en todo el mundo por su excelencia musical.

No hay que olvidar realizar una visita al pequeño pero valiosísimo Museo de Montserrat que proviene de donaciones de particulares, de los mismos artistas etc. Su contenido va desde la arqueología bíblica, hasta pinturas y objetos de arte de la modernidad.

Senderismo. Finalmente pero no menos importante también cabe la recomendable opción de hacer algún recorrido a pie por los variados senderos que llevan a las muchas ermitas existentes en la montaña. Una de las más populares es la senda que va desde la ermita de Sant Joan hasta la de Sant Jeroni. Es como viajar en un sueño en el bosque a medio camino entre el cielo y la tierra!

Alojamiento

Hotel Mas del Puig (Castellbell i Vilar)
Hotel Abat Cisneros (Montserrat) ***

Descárgate el itinerario completo