Itinerario 6

TERRASSA - REUS (210 km)

Comarcas: Vallès Occidental /Baix Llobregat / Garraf / Alt Penedès / Anoia / Baix Penedès / Tarragonès / Baix Camp

1. Terrassa

¿Qué ver?

El Itinerario 6 que os proponemos arranca en la Comarca del Vallès Occidental que es una de las más densamente pobladas de Cataluña (casi 1.400 hab./ km2). La capitalidad se la reparten entre Terrassa y Sabadell. Vais a comenzar con una visita a Terrassa, la antigua ciudad romana de Egara.

Terrassa. Esta ciudad, como Sabadell, fue uno de los epicentros de la Revolución industrial del s. XIX en el sector de la producción textil sobre todo de la lana. Para interpretar esta realidad lo primero que os proponemos es visitar el mNACTEC (Museo de Ciencia y Tecnología de Cataluña) que está situado en el corazón de la ciudad y dentro de un edificio fabril o “vapor” considerado uno de los mejores ejemplos del modernismo industrial catalán, construido en 1907 por el arquitecto Lluís Muncunill. Allí se fabricaban tejidos de lana en todo su proceso integral. Allí podréis ver de primera mano lo que era un “vapor” industrial: carboneras, calderas, chimenea, máquina de vapor y la antigua nave de producción de 11.000m2. Es impresionante.

Después de ver una industria, será bueno compararla con algunos ejemplos de residencias privadas de la alta burguesía de la época. Sugerimos dos: La primera es La Casa Alegre de Sagrera, reformada en 1911 y convertida en un modelo de vivienda burguesa urbana de estilo ecléctico pero dentro de la corriente modernista. Está perfectamente amueblada y contiene valiosas colecciones de arte oriental, de pintura, de dibujos y legados de escritores. Es de una riqueza exuberante y suntuaria. La segunda es la Masía Freixa (1905-1910), rodeada de un extenso jardín que es ahora un agradable Parque de la ciudad. El edificio es de planta rectangular y está revestida por una estructura de arcos parabólicos y bóvedas de inspiración gaudiniana. Fue diseñada por el arquitecto Lluís Muncunill como residencia familiar de un industrial de Terrassa y construida encima de la estructura de la fábrica del mismo empresario. Sus formas parabólicas, su color blanquísimo y su entorno son de una gran vistosidad.

En la plaça Vella está la Basílica Arciprestal de la ciudad de un estilo burgués algo pomposo. También forma parte del patrimonio medieval la Torre del Palau, uno de los pocos elementos conservados del antiguo Castillo Palacio de Terrassa (s. XII) y hoy es un símbolo de la ciudad.

Finalmente os proponemos un maravilloso viaje en el tiempo. Se trata de andar hasta el agradable Parque de Vallparadís, atravesar el riachuelo y entrar en un recinto excepcional: La sede del antiguo Obispado de Ègara que remonta a la época visigótica, las iglesias de Sant Pere y Sta . Maria (románicas) y el templo de St. Miquel. También podremos ver el Castillo Cartuja de Vallparadís (s. XII) y que de castillo se convirtió posteriormente en cartuja (s. XIV-XV). Visitar la web del Ayuntamiento: www.terrassa.cat

Excursión a la Mola (Parque Natural de St. Llorenç del Munt i l’Obac)

No deberíais abandonar Terrassa sin emprender una excursión a la Mola que es una de las mejores atalayas del Vallés Oriental. Está cerca, es fácil y la vista es soberbia, por lo que no tenéis excusa real para no hacerla. Para ello debéis ir a Matadepera (5 kms de Terrassa) por la carretera BV 1221 y una vez allí aparcar en el comienzo del Camino de los Monjes y empezar la subida a la cima de la Mola siguiendo el sendero PR-C31 marcado perfectamente con rayas amarillas y blancas. En un recorrido de unos 3 kms de ascensión y pasaréis de 655 m a 1.098 m de altura. Sobre la Mola o cerro encontraréis el antiquísimo Monasterio de Sant Llorenç del Munt (s. XI), restaurado. El regalo es la vista panorámica de la cima de 360 ​​grados sobre Cataluña. Podréis avistar desde el Pirineo (Canigó incluido) hasta el Montseny, todo el Vallés Occidental, Baix Llobregat, la espalda de Barcelona (Parque Natural de la Serra de Collserola), el mar, Montserrat, y naturalmente una bella y cercana vista del mismo parque Natural donde os encontráis (Sant Llorenç del Munt y l’Obac). Hay quien asegura que en días claros se puede ver la Isla de Mallorca! La Mola es un paraje muy pintoresco, con tanta vegetación como roca desnuda.

Alojamiento

1900 B&B (Terrassa)
Double Tree by Hilton Hotel and Conference Center La Mola (Terrassa) ****

2. Santa Coloma de Cervelló

¿Qué ver?

Como segunda etapa de vuestro Itinerario, sugerimos dirigiros al pueblo de Sta. Coloma de Cervelló para visitar la Colonia Güell y la Iglesia-Cripta de Antonio Gaudí. En Terrassa tomar la carretera C243c hasta Martorell y allí entraréis en la Autovía A2 hasta Molins de Rey y luego os dirigiréis por la carretera BV 2002 a Sta. Coloma de Cervelló. Allí ya se encuentra indicada la Colonia Güell, destino de vuestra etapa.

La colonia Güell es un Conjunto histórico declarado Bien de Interés Cultural en 1990. Es una colonia Industrial textil creada a finales del siglo XIX por el empresario Eusebi Güell. La Revolución Industrial del s. XIX llenó nuestro país de colonias industriales, sobre todo textiles, a lo largo del curso de los ríos capaces de proporcionar energía hidráulica (sobretodo el Ter y el Llobregat). La “colonia” era como un núcleo urbano creado artificialmente en torno a la fábrica de producción que empleaba a cientos de familias enteras y tutelaba su vida social y económica. Esta integración y tutela permitía también alejar los conflictos sociales existentes en las grandes ciudades.

A diferencia de la gran mayoría de colonias industriales de Cataluña anteriores, el empresario Eusebi Güell procuró diseñar su colonia con importantes mejoras sociales para los trabajadores y sus familias. Con este fin, dotó a la Colonia Güell de equipamientos culturales, educativos y religiosos e imprimió un estilo modernista en las nuevas construcciones. Encargó proyectos a diversos arquitectos, y singularmente la construcción de la iglesia a Antoni Gaudí. Esta colonia funcionó hasta 1973 en que cerró definitivamente. Posteriormente comenzó la rehabilitación de los edificios de la fábrica, la iglesia, la antigua cooperativa de consumo y la plaza Joan Güell, así como la mejora de los pinares del entorno y del camino de Gaudí. Ahora es un museo histórico-social al aire libre al alcance de todo el que esté interesado en comprender la Revolución Industrial de este país y sus repercusiones sociales.

La cripta Gaudí. La iglesia diseñada por Antoni Gaudí, debía ser una “maqueta monumental de la Sagrada Familia de Barcelona”. Sólo se pudo terminar la cripta. Es una joya arquitectónica indescriptible. Hay que verla. El genio del arquitecto se encuentra en todos y cada uno de los detalles, desde las estructuras de arcos de catenaria, las paredes con formas parabólicas e hiperbólicas, hasta el diseño estético del mobiliario, los colores elegidos, los materiales, las artes aplicadas a los elementos simbólicos y ornamentales. Es un espacio humanísimo que eleva el espíritu. Espacio de contemplación, reflexión, descanso y reposo para nuestra ajetreada época. Es una maravilla que hay tocar, ver y experimentar. Visitar la web del Ayuntamiento: www.santacolomadecervello.cat

3. Sitges

¿Qué ver?

Saliendo de la Colonia Güell por la carretera BV 2002 pasaréis por St. Boi de Llobregat donde debéis tomar la carretera C245 (pasando por Viladecans y Castelldefels) hasta empalmar con la C 31 que, siguiendo las costas de Garraf, os llevará a Sitges, siguiente etapa de vuestro itinerario. Aconsejamos la C 31 para disfrutar de la vista junto al mar. Habréis entrado en la comarca del Garraf. Las montañas del Garraf son un macizo de piedra caliza pintoresco, solitario, árido, escaso de agua y vegetación y de una rusticidad que sorprende. No es muy alto (664 m el Cerro de Montau) pero al estar tan cerca del mar, produce algunos acantilados impresionantes. El interior del macizo está lleno de barrancos, cuevas, “hondos y baches”. Es un Parque Natural de más de 12.000 ha muy concurrido por senderistas, ciclistas y excursionistas a pie o motorizados por su proximidad a núcleos muy densamente poblados (Baix Llobregat, ​​Garraf, Alt Penedès).

Sitges (23.000 habitantes) merece una visita tranquila. El perfil de la ciudad de Sitges es inconfundible, casi legendario, mezcla de mar y cielo azul. El Baluart o punta de Sitges, antiguo castillo y ahora casco antiguo, con la iglesia parroquial de Sant Bartomeu y Sta. Tecla, sólida, amurallada, elegante (s. XVII) con una escalera solemne y ancha que baja hasta una inmensa playa de arena dorada (estamos en la Costa dorada) y el paseo marítimo, larguísimo, bien proporcionado, ajardinado, bordeado de palmeras y que invita a dar un agradable paseo. El casco antiguo es un conjunto monumental que es una joya. Hay que visitar el Cau Ferrat, casa museo creado por el pintor y escritor Santiago Rusiñol que se enamoró de Sitges y lo puso de moda a finales del siglo XIX como destino veraniego entre sus numerosísimos amigos y conocidos, entre los que estaban los conocidos pintores Ramon Casas y Miquel Utrillo. Justo al lado se halla el Palau Maricel, construido sobre el antiguo Hospital de St. Joan, por voluntad del rico empresario y coleccionista de arte Sr. Richard Deering de nacionalidad norteamericana quien también se había enamorado de la luz, las fiestas modernistas y el estilo bohemio de Sitges. Encargó la obra al ingeniero y pintor Miquel Utrillo. Reunió una importante colección de arte, sobretodo hispánico pero en 1921 R. Deering se llevó todo el fondo de arte a América. Quedó solamente el Palau Maricel que ya es en sí mismo una obra de arte. También el Racó de la Calma. El Museo romántico de Can Llopis merece también una visita instructiva. Visitar la web del Ayuntamiento: www.sitges.cat

Alojamiento

Estela Barcelona (Sitges) ****
Caliopolis Sitges (Sitges) ****
Avenida Sofia Hotel & Spa (Sitges) ****
Medium Sitges Park (Sitges) ***

4. Vilafranca del Penedès

¿Qué ver?

Saldréis de Sitges por la carretera C 32 hasta la intersección con la carretera C 15 y os dirigiréis a Vilafranca del Penedès, capital de la comarca del Alt Penedès.

Vilafranca del Penedès (35.000 habitantes) es apodada la Capital del vino. Dejaréis atrás el macizo del Garraf y entraréis suavemente en la comarca del Penedès. A vista de pájaro parece una llanura más o menos inclinada y accidentada con todas las laderas cubiertas de viñedo. Inmensas extensiones están dedicadas a este cultivo que ha hecho famosa la comarca por sus apreciados vinos con denominación de origen propia (Penedès). Este amable paisaje tan mediterráneo es muy placentero a la vista. Los viñedos ofrecen un espectáculo diferente en cada estación del año produciendo una paleta de colores realmente fascinante. Incluso en invierno cuando las cepas están desnudas, su precisa linealidad da una impresión de una tierra bien cultivada y rica, con muchas y sólidas casas y bodegas bien construidas esparcidas por el territorio. En medio se encuentra la capital: Vilafranca del Penedès, noble ciudad real con un importante patrimonio histórico sobre todo medieval, muy bien restaurado. Hay que ver el casco antiguo o barrio gótico donde se halla la Basílica de Sta. María, a su lado el Palau Baltà y enfrente el palacio llamado de los condes reyes donde murió el Rey Pere III, ahora este Palacio está convertido en un Museo de las culturas del Vino de Cataluña (VINSEUM). También tiene importantes edificios de estilo modernista de finales del siglo XIX, especialmente la casa Jané i Alegret. Vilafranca también conocida por ser una de las ciudades dedicadas en cuerpo y alma a la actividad típicamente catalana y mundialmente reconocida, la de construir o “levantar” castillos humanos. Es muy natural que haya un monumento de piedra dedicado a los Castellers. Es recomendable una visita guiada a alguna de las muchas e importantes bodegas de Vilafranca para entender la cultura del vino que impregna todas las manifestaciones de esta ciudad y comarca. Visitar la web del Ayuntamiento: www.vilafranca.cat

Sant Sadurní d’Anoia

A 15 kilómetros de Vilafranca, siguiendo la carretera C243a en dirección norte podéis acercarnos a Sant Sadurní d’Anoia, en la comarca de l’Anoia, que es la capital del cava catalán con más de 80 cavas elaboradoras, algunas de un volumen importantísimo y de alcance mundial. La producción de cava comenzó en la segunda mitad del s. XIX por iniciativa, perseverancia y esfuerzo de algunas familias catalanas para obtener un producto a la altura del prestigio del Champagne francés. Una visita a alguna de las muchas bodegas existentes resulta muy instructiva para conocer el apasionante mundo de la producción del cava a partir de las variedades de las cepas, el proceso de las fermentaciones, maduración etc., hasta convertirse en el líquido dorado que asociamos siempre con momentos de fiesta y celebración familiar y colectiva. El conjunto de la bodega o cavas Raventós-Codorniu es un ejemplo representativo del modernismo catalán y está catalogado como monumento histórico-artístico Nacional.

Castellet

A continuación proponemos, siguiendo el itinerario previsto, bajar por la nacional N 340 hasta Arboç donde giraréis a la izquierda en dirección a Castellet y el Pantano de Foix. Castellet es un pueblo del Baix Penedès ubicado sobre una colina que se refleja en las aguas del pantano de Foix y ofrece una magnífica vista del Penedès sur. El perfil de su castillo-fortaleza medieval (documentado en el s. X), perfectamente restaurado, cautiva la mirada. Es un conjunto de torres redondas y cuadradas bordeando los altos muros de defensa. La torre del homenaje tiene más de 15 m. de altura. Fue declarado Bien cultural de Interés Nacional.

Alojamiento

Hotel Restaurant Sol i Vi (Lavern) **
Cal Pere Pau (Vilafranca del Penedès)
Cal Tòfol (Vilafranca del Penedès)

5. Altafulla

¿Qué ver?

La próxima etapa será el pueblo de Altafulla en la comarca del Tarragonès. Seguiréis la carretera N 340 que atraviesa la comarca del Baix Penedès antes de entrar en la comarca del Tarragonès.

Altafulla. El castillo-fortaleza de Altafulla, muy bien restaurado, es una maravilla. Restos de muralla, portales, torres, almenas, la iglesia de St. Martí, las calles, plazas, rincones hacen un conjunto medieval armonioso y cautivador. Bajando hacia la playa, es digno de visita el Paseo de Tiendas de Mar, que provienen de los almacenes de los pescadores del s. XVIII. En un cabo de la playa se halla el castillo-palacio del marqués de Tamarit de noble figura.

Si tenéis tiempo e interés por la historia romana de esta tierra, os apetecerá hacer una visita a la Villa romana de Els Munts, yacimiento notable de Cataluña declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. Visitar la web del Ayuntamiento: www.altafulla.cat

Alojamiento

Hotel Gran Claustre (Altafulla) ****
Hotel Oreneta (Altafulla) **

6. Tarragona

¿Qué ver?

Seguiréis la carretera N 340 bordeando el mar y vais a entrar en la comarca del Tarragonès y siguiendo lo que fue la Vía Augusta imperial Romana haréis vuestra entrada triunfal en su capital Tarragona.

Tarragona (120.000 habitantes) es un hito importante en vuestro itinerario. Tiene más de dos mil años de historia escrita en piedras doradas por el paso y el peso de los siglos. Solo hay que recordar que es el más antiguo y mayor asentamiento Romano de toda la península ibérica. Hay que dar un paseo parsimonioso por los dos grandes núcleos que Tarragona ofrece al visitante. Visitar la web del Ayuntamiento: www.tarragona.cat

El casco antiguo

La parte alta, antigua, protegida por la ciclópea muralla romana (s.I) (Paseo arqueológico). La mejor vista de toda la ciudad marítima se obtiene subiendo en ascensor al Pretori (Praetorium), torre de piedra bien labrada que fue en la edad media palacio de los condes de Barcelona. El laberinto de calles y plazuelas del barrio judío. La inmensa catedral de Sta. Tecla (s. XII) románico-gótica con su espacioso claustro. Y la vista, frente al mar, del gran anfiteatro romano. El conjunto arqueológico romano de Tarraco está reconocido como una de las maravillas de Cataluña, declarado Valor Universal Excepcional 2015, además de Patrimonio Mundial de la UNESCO (2000).

La parte más moderna

La Rambla nova, larga, amplísima, recta, señorial, bien arbolada que nos empuja inexorablemente a contemplar la infinitud azul del mar en el prodigioso Balcón del Mediterráneo. En un extremo de la Rambla nueva hay un colosal monumento a los Castellers hecho de bronce. Un clima suave, unas playas de arena dorada y una exquisita gastronomía marítima completan la variadísima oferta de esta ciudad.

Alojamiento

Hotel SB Ciutat de Tarragona (Tarragona) ****
SB Express Tarragona (Tarragona) ***
Plaça de la Font (Tarragona) *

7. Reus

¿Qué ver?

Cuando os decidáis a dejar la capital, tomaréis la carretera T 11 para dirigiros a la última etapa de vuestro Itinerario: Reus, capital de la comarca del Baix Camp.

La ciudad de Reus tiene casi 100.000 habitantes, a medio camino entre el mar y las montañas de Prades y del Montsant, es una ciudad con un gran peso industrial, comercial y agrícola pasado y presente. Su empuje pasado ha dejado testimonios dignos de ser conocidos de cerca. Proponemos la siguiente agenda de visita:

El Centre Gaudí

Recordemos que Reus es la cuna de Antoni Gaudí, el gran arquitecto modernista. En este Centro experimentaréis todas las facetas insondables de este gran genio de la arquitectura y las Artes aplicadas. A pesar de no tener ninguna edificación suya, podéis seguir la interesante Ruta del Modernismo con una treintena de casas de la alta burguesía industrial y comercial diseñadas por conocidos arquitectos modernistas, sobre todo de Lluís Domènech i Montaner. El primer elemento de la lista que os recomendamos es la Casa Navàs, magnífica, imponente, exuberante, compendio de todos los sueños modernistas (de Lluís Domènech i Montaner).

La iglesia de Sant Pere

De esbelta nave gótica, con su campanario gigantesco de 63 m de altura, visible desde toda la ciudad.

Finalmente proponemos terminar vuestro itinerario tomando un merecido asiento en la plaza del General Prim y sin perder de vista su monumento con el general a caballo y blandiendo permanentemente su sable… tomar un vermut, especialidad de Reus recordando los tiempos que Reus era un primer centro exportador de alcohol, junto con Paris y Londres!! Visitar la web del Ayuntamiento: www.reus.cat

Si una vez tomado vuestro el aperitivo, os quedan ganas de realizar una última escapada, proponemos una visita al Castillo-Monasterio de Escornalbou, a pocos kilómetros de Reus, por la carretera T 310 dirección Montbrió del Camp y hasta encontrar la carretera T 321 en dirección a Vilanova d’Escornalbou. En este pueblo tomaréis la carretera TP 3211 que os trasladará al Castillo-Monasterio de Escornalbou. Documentado en el s. XII, son de especial interés la iglesia románica de St. Miquel, restos de sala capitular y del claustro, muy bien restauradas. Desde los arcos del claustro y sobre todo desde la ermita de Sta. Bàrbara, situada en la cima del conjunto, se puede contemplar una de las vistas panorámicas mejores de la comarca del Campo de Tarragona.

Alojamiento

Hotel Centre Reus (Reus) ***
NH Ciutat de Reus (Reus) ****
Brea’s Hotel (Reus) ****
Hotel Termes de Montbrió-Resort Spa & Park (Montbrió del Camp)****

Descárgate el itinerario completo